El pasado jueves 15, Greg Abbott gobernador de Texas, firmó una petición prohibiendo el matrimonio infantil. Texas es el segundo estado con la tasa mas alta de matrimonios entre menores de edad.

Antes de esta nueva ley, menores de 16 y 17 años podían casarse en Texas con el consentimiento de sus padres. Un niño de cualquier edad podía casarse con avalación judicial.

La nueva ley incluye una excepción: aquellos entre 16 y 17 años de edad pueden casarse si han estado permanentemente emancipados de sus padres. En Texas, esto marca un mínimo de edad de 16 años para casarse.

En los Estados Unidos, el matrimonio infantil aun es un problema. Mientras que en algunos estados no se permite el matrimonio para menores de 18 años, lagunas en las leyes permiten que menores se casen fácilmente, de acuerdo al Centro de Investigación de Pew. En mas de 30 estados, jóvenes de 16 años pueden casarse con e permiso de sus padres y niños mas jóvenes con el consentimiento de un juez.

Según el portal Huffingtone Post, esto se traduce en que actualmente, el matrimonio entre menores de edad es legal en casi todos los estados. Sin embargo, no es muy común: en el año 2014, alrededor de 57,800 niños entre 15 y 17 años se casaron en los Estados Unidos.

Una niña sobreviviente de matrimonio infantil en Texas, Lyndsy Duet,  fue obligada a casarse a los 17 años luego de ser violada desde los 14 años por un hombre, el cual su familia cristiana había acogido.

“Le preguntò a mis padres si podía casarse conmigo”, afirmò Duet a reportero del New York Times. “Mi mamà lloraba de alegría”.

Duet fue abusada durante 8 años hasta escapar.

 El matrimonio infantil puede ser devastador para el futuro de una persona joven. Las niñas que se casan siendo menores de edad tienen menor probabilidad de permanecer en la escuela y mayor probabilidad de convertirse en victimas de violencia domestica. También tienen mas riesgo de presentar enfermedades mentales y caer en la