Beber alcohol y fumar incrementa el riesgo de sufrir cáncer de esófago

Un grupo de investigadores de la Universidad de Kioto (Japón) realizó un estudio en el que pusieron de manifiesto que fumar y beber alcohol son factores clave en el incremento del riesgo de desarrollar cáncer de esófago, según publica hoy la revista Nature.

El trabajo explica que las mutaciones cancerígenas se producen en células del esófago y que estas se acumulan con el tiempo.

Factores de riesgo como beber alcohol y fumar provocan que se
incremente el número de células mutadas y con ello la posibilidad de desarrollar cáncer de esófago.

El líder de la investigación, Seishi Ogawa, y sus compañeros
tomaron muestras de 139 pacientes, diagnosticados con ESCC -el tipo de cáncer de esófago más común entre las poblaciones asiáticas- y libres de cáncer.

Los científicos se hicieron con tejidos de los pacientes para
comprobar las mutaciones celulares.

A su vez, se tomó nota del registro de alcohol y tabaco consumido
por los implicados.

Los autores señalaron que encontraron muchas muestras en las que las células estaban infectadas con mutaciones y que esas células podían aparecer durante la infancia.

La cantidad de células afectadas aumenta con la edad, aunque los
investigadores apuntaron que la mayoría de las células no terminan convirtiéndose en cáncer y que el riesgo de contraer la enfermedad es bajo.

Sin embargo, consumir bebidas alcohólicas y fumar parece acelerar el proceso de mutación de las células, lo que provoca que el riesgo de desarrollar cáncer sea mayor

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *