Estrangulan menor de 16 años que residía en Sabana Perdida

Una adolescente de 16 años salió con sus amigos el pasado sábado a compartir sin saber que ese sería su última noche con vida, ya que apareció en el hospital Ney Arias con el cuello roto, en un hecho ocurrido en el sector de Sabana Perdida.

Se trata de Kimberly Esther Adón, quien vivía con su abuela Julin Adón desde hace 5 años cuando su madre murió de un tumor cerebral. Según informan sus familiares salió a las 11:00 de la noche de su casa con unos supuestos amigos y que ahora no aparecen.

El tío de la joven José Antonio Martínez dijo que un grupo de jovencitas llevaron a la Kimberly al hospital, sin embargo, recalca que con ella salieron 4 adultos y dos menores.

“La necropsia dice que mi sobrina murió por trauma contundente múltiple. Mi sobrina tiene un trauma severo en el cuello y esas personas saben lo que pasó”, aseguró.

Se dijo que la joven había sufrido un accidente, pero los familiares no creen esa versión.

El padre de la menor dice que no quiere justicia, porque él la hará con sus propias manos si encuentra a quien le hizo daño a su hija.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *