La NASA fotografió por primera vez las ondas de choque de dos jets que rompen la barrera del sonido

61

Desde hace más de una década, la NASA ha intentado fotografiar las ondas de choque supersónicas sin éxito, convirtiendo esta misión en algo largo y extremadamente complicado. Pero gracias a la nueva tecnología llamada AirBOS, finalmente obtuvo los resultados esperados.

El AirBOS es un avanzado sistema de captura de imágenes, capaz de realizar tomas a una velocidad de 1.400 cuadros por segundo a una altura máxima de nueve kilómetros, lo que mejora tanto la velocidad como la calidad de las imágenes con respecto a tecnologías anteriores.

Esta es la primera vez que se consiguen imágenes claras del comportamiento de los flujos supersónicos”, destacan los técnicos de la NASA, lo que permitirá estudiarlos con el fin de entenderlos y saber cómo es que interactúan con otras ondas u objetos.

Los T-38 tenían la orden de volar y mantener una formación a una distancia máxima de apenas tres metros, ya que se buscaba documentar tanto el ‘boom sónico’ como el comportamiento de las ondas de choque de dos objetos, lo que permite analizar qué sucede cuando dos ondas, surgidas por separado, chocan entre sí.

Adicional al par de tomas de los dos jets T-38, hay una foto más a un tercer avión T-38 que vuela en solitario, donde el objetivo era poder capturarlo desde su lateral al momento de romper la barrera del sonido. Imagen que por cierto se muestra en su estado original en blanco y negro, ya que las dos anteriores fueron coloreadas para hacer énfasis en las ondas de choque e identificarlas con mayor facilidad.

Deja tu comentario aquí

Comentario