Manzanillo espera con ansias inversión y rescate del puerto

Pepillo Salcedo, Montecristi. La tardanza en asumir la reparación del muelle de Manzanillo provoca que los niveles de pobreza se acrecienten entre los habitantes de este municipio que esperan con ansias la articulación de un proyecto público-privado que permita ampliar el espacio.

Desde que en 1963, que se marchó la Grenada Company que regenteaba el puerto y creó las fuentes de empleos en dicho poblado perteneciente a la provincia de Montecristi, los niveles de pobreza se acrecientan. “Hemos escuchado algunas propuestas interesantes como la de los empresarios de la región Norte y escuchamos que los estadounidenses y los chinos están interesados en el puerto de Manzanillo. Los que vivimos en este pueblo lo que queremos es que se haga algo con el puerto, debido a que de eso vivimos casi todos”, apuntó Guillermo Soriano, de la Asociación de Camioneros. Sin embargo, consideró de suma importancia que las propuestas que surjan y sean acogidas por el gobierno deberán tomar en cuenta la participación de la gente de Manzanillo.

Reclamo

Actualmente 404 obreros portuarios trabajan de forma directa en el muelle. Además acoge a 25 marinos mercantes, a 50 pescadores, y camioneros tanto de Mao como de Montecristi, dedicados al transporte de guineo y clinker, material utilizado por las empresas fabricantes de cementos. “Aquí no hay otra razón para quedarnos que no sea el muelle, pero en las actuales condiciones la situación se nos ha puesto agria, pues se ha quedado en un limbo la reparación o ampliación”, refiere Guillermo Soriano.

Para poder reunirse, los integrantes de las asociaciones deben hacerlo en el local de los bomberos. Víctor Abreu, del sindicato de pescadores, se queja de la poca organización con que opera el puerto en la actualidad. “Nosotros estamos comiendo polvo, por la falta de adecuación para colocar los contenedores. En Manzanillo el pueblo no ha visto el progreso y por el contrario en los últimos años nos hemos atrasado”, expuso Abreu.

El profesor Santiago Espinal comparte la necesidad de que el puerto de Manzanillo reciba inversiones que permitan a la gente de este poblado mejorar su situación económica. Recuerda que los pocos empleos que existen, casi todos dependen del muelle.

El puerto de Manzanillo fue levantado en la zona noroeste de la provincia Montecristi en la década de los 50. Desde aquí se importa carga a granel como el clinker y sus operaciones se basan principalmente en la exportación de contenedores refrigerados, especialmente bananos. La longitud del muelle es de 227.70 metros lineales y tiene una profundidad de 48 pies. La profundidad de atraque es 36 – 30 – 25 pies, con un canal de entrada de 600 metros lineales de ancho y el círculo de maniobras es de 600 metros.

El muelle es de tipo espigón y permite el atraco de contenedores refrigerados como banano. Mientras que para la importación sirve para carga general y suelta como el clinker y carbón mineral. El puerto de Manzanillo es considerado el más profundo y tiene una distancia de 300 metros de largo con un calado de 70 pies de profundidad.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *