Tu sabía que hay miel de abeja con a sabor canela, jengibre y a otros productos agrícolas orgánicos

La idea de incursionar en la actividad le surgió en el año 2008 y en 2014 llegó la formalización de Little Island Honey

Jonatan de Peña es un productor y comercializador de miel, tanto cruda como con sabor a canela, a jengibre y a otros productos agrícolas orgánicos del país con los que trabaja.

Su empresa se llama Little Island Honey y está ubicada en Cap Cana. Es un emprendedor probado y un enamorado eterno de todo lo concerniente a las abejas. “La idea de trabajar con esto me surgió cuando comencé a ver y a conocer el aporte que hacen las abejas a la naturaleza; cuando comencé a ver cómo viven en sociedad, la forma como trabajan, lo limpias que son y del aporte que hacen a través del compuesto alimenticio que es la miel”, le cuenta Jonatan al periódico elCaribe.

Está de visita en Santo Domingo cumpliendo agenda de trabajo, pero ha sacado tiempo para una entrevista, para una conversación que se ha prolongado más del tiempo que se contempló para ella. Le apasiona hablar del tema y no lo disimula. Su hermano le propuso en el año 2008 que se enfocaran en hacer algo con las abejas y lo pensó mucho. “Tomamos como referencia algunos lugares, como San Cristóbal, donde la gente produce y exporta miel. Me puse a investigar y me enamoré de una vez de esta actividad”, rememora.

El capital inicial con el que partió Jonatan fue de 72 mil pesos que tenía en ahorro. Es propio de muchos emprendedores. Tienen una idea y sin grandes capitales la ponen a caminar y a parir. “No es fácil iniciar, especialmente porque a veces es preciso tomar prestado a amigos”, advierte Jonatan. “Pero si hay interés, perseverancia y empeño siempre se puede”, agrega.

El empresario asegura que Little Island Honey es un sueño hecho realidad, de llevar a la gente el producto, la miel en su máxima expresión de pureza. “Es un producto que además de aportar todas las cualidades que tiene la miel cruda (enzimas, vitaminas y oligoelementos) también hacemos las combinaciones con otros compuestos orgánicos, algunos de ellos de nuestras tierras y otros importados”, explica.

Esas combinaciones a las que se refiere son, por ejemplo, miel con cacao orgánico dominicano, que es recibido de las mujeres emprendedoras de Chocolatera de la Cuenca de Altamira (Chocal), Puerto Plata. “Lo propio ocurre con el café, que lo compramos a caficultores de San Cristóbal. Tratamos de no comprar las materias primas a las grandes industrias, sino de apoyar a emprendedores que tienen la misma pasión por los productos. Es lo que más me gusta, que sea esto algo ecológico y que podamos tener sinergia con otros cultivadores”, indica Jonatan.

En la producción está ampliando bastante y brindando asesoría técnica a productores a nivel nacional y aportándoles equipos, de tal manera que puedan producir bajo los mismos estándares de calidad de Little Island Honey.

La miel de Jonatan está disponible en algunas cadenas de supermercados, como Bravo, Terra Verde, El Nacional de Punta Cana y pronto a través de mensajería, es decir, con colocación en la puerta de la casa del comprador que así lo desee. “Estamos empezando poco a poco, pero realmente con muy buenos pasos”, sostiene.

Jonatan comenzó solo en la empresa y la mayoría de los procesos al inicio debió asumirlos él solo, pero hoy día tiene varias personas especializadas que le asisten en el negocio.

¿Y por qué tiene el comprador que elegir tu miel cuando está frente a la góndola donde hay otras mieles?, le pregunta este diario a Jonatan. Su respuesta es esta: “Cuando tú escoges a Little Island Honey tú estás seguro de que estás escogiendo una miel cruda, totalmente orgánica y una miel que te va a aportar todos los beneficios que una miel debe aportar”.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *